¿Qué es el cierre fiscal y cómo hacerlo?

¿Qué es el cierre fiscal y cómo hacerlo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tips
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Cafetera llena, caja de galletas de surtido rico, ¿reunión con amigos? Absolutamente no, es el cierre fiscal. Llegó el momento de reunir toda la documentación, realizar los ajustes para el pago de impuestos, deducciones y más de la contabilidad de tu empresa.

 

¿Qué es el cierre fiscal y contable? 

¿El cierre fiscal o contable son iguales o similares? Es muy importante separar ambos conceptos y explicarlos porque el cierre de año fiscal se obtiene a partir del contable.

El cierre contable es un proceso que permite conocer el resultado de tu negocio durante el año; es decir, es un análisis de las cuentas de tu empresa para cuantificar ganancias y pérdidas; así mismo, muestra los resultados de la gestión empresarial.

 

¿Cuándo se realiza el cierre contable en las empresas?

El ejercicio económico de las empresas abarca del 1 de enero al 31 de diciembre; por lo tanto, debes reunir toda la documentación contable en los últimos meses del año para presentar el cierre fiscal en el primer trimestre del año siguiente, con la finalidad de cumplir con las disposiciones emitidas por el SAT.

El cierre contable es como un mapa que te permite trazar una ruta para diseñar y desarrollar estrategias que logren alcanzar los objetivos organizacionales y preparar la información para los cierres fiscales de las empresas.

👉💻 Si estás empezando a poner en orden las cuentas en tu negocio, te recomendamos: Catálogo de cuentas contables para pymes [descarga gratis]

 

El proceso del cierre contable consiste en generar lo siguiente: 

  1. Cerrar las cuentas de resultado para determinar si existe pérdida o utilidad en el año.
  2. Realizar los asientos contables de cierre.
  3. Revisar las cuentas de ingresos, gastos, costos de ventas, costos de producción, activos y pasivos.
  4. Llevar el resultado de la cancelación de cuentas de patrimonio.
  5. Elaborar los ajustes y conciliaciones en las cuentas de resultados.
  6. Reclasificar las deudas y créditos pendientes para el siguiente ejercicio contable.

Por otro lado, el cierre fiscal son los ajustes extracontables como las deducciones, diferencias en las amortizaciones, entre otros, que se realizan para calcular los impuestos que las empresas deben de pagar al cierre del año fiscal.

Para realizar el cierre fiscal es necesario presentar la siguiente documentación:

  • Estados financieros
  • Balance de comprobación
  • Balance de cuenta de bancos
  • Informes de nóminas

 

¿Cuándo se realiza el cierre fiscal?

El ejercicio fiscal no necesariamente debe coincidir con el año natural; sin embargo, sí abarca los 12 meses y se presenta en el primer trimestre del año posterior.

 

¿Qué debo de preparar para un buen cierre fiscal?

Toma nota de lo que viene y realiza un mejor cierre fiscal.

 

1. Ten todas las facturas que solicitaste

Un software contable compatible con el SAT que integre la función para conciliar tus CFDI, te permite comparar la información que tiene tu empresa con la que está en poder de la autoridad fiscal; así lograrás identificar los comprobantes digitales no válidos o apócrifos de forma rápida y segura.

También pueden compartir una sola interfaz para descargar y cargar las facturas. Únicamente necesitarás ingresar tu RFC y tu clave CIEC para importar los datos como clientes, proveedores, gastos, así como la información de tus productos.

 

2. Asegura el envío de todas las facturas a tus clientes. Elimina los errores en las facturas.

Tener un sistema contable con la función de generar una pre-factura para simular una factura y enviarla a tu cliente, te permitirá verificar sus datos para generar el timbrado con seguridad. Es una buena práctica empresarial que te evita cancelaciones.

Sin embargo, en las nuevas disposiciones del SAT respecto a la factura versión 4.0 señala que se debe incluir el domicilio fiscal y el código fiscal; en caso de colocar un dato erróneo, el mismo portal marcará error y no se podrá generar la factura.

Recuerda que tu cliente tiene derecho a exigir la emisión y recepción de la factura.

👉📓 Si apenas te estás empapando del tema, te recomendamos leer: 5 beneficios de la contabilidad fiscal en el 2022.

 

3. Realiza tus deducciones para el cierre fiscal 

Deducir en materia contable es la acción para aminorar la cantidad de impuestos a pagar y aplica para las personas físicas y morales.

Éstos son los gastos que puedes deducir:

Personas Físicas  Personas Morales 
Honorarios médicos, incluye nutrición y asesoría psicológica Activos
Gastos hospitalarios Devoluciones
Honorarios a enfermeras Descuentos
Análisis clínicos Impuesto sobre nóminas
Compra o renta de aparatos Aportaciones al IMSS
Primas por seguros de gastos médicos Intereses por préstamos
Inventarios obsoletos
Pagos de servicios profesionales

 

👉 Dato imperdible: Debes contar con el comprobante fiscal de pago con todos los datos obligatorios y el pago realizado mediante transferencia electrónica, tarjeta de crédito o débito; los pagos en efectivo no son deducibles.

¿Pero cómo organizar toda la información para deducir en el cierre fiscal? Fácil, un sistema contable integra funciones para identificar los descuentos, devoluciones que has aplicado a tus clientes; los impuestos de la nómina, tus activos y la depreciación.

¡Evita la fatiga laboral y dale a tu equipo un respiro! Obtén en unos cuantos clics el estado de resultados y de situación financiera.

 

4. Analiza toda la información contable y detecta inconsistencias

Un software contable te permite conciliar y ajustar los activos respecto a la amortización y depreciación; antes de cancelar tus cuentas de resultado.

Las amortizaciones son otro elemento que te puede ayudar a reducir el pago de los impuestos y  las pérdidas de valor de tus activos.

La función de conciliar te permite visualizar entre la información que tienes cargada en tu sistema y tus CFDI timbrados en el SAT; además, también podrás observar los documentos que no están enlazados a un CFDI.

Así mismo, la conciliación bancaria es una función necesaria porque obtienes los movimientos bancarios de todas tus cuentas descargadas en una misma interfaz y de forma ordenada.

Debes cruzar la información de las partidas contables y fiscales. La conciliación de ambas cuentas te ayudará a identificar las diferencias. Revisa ambos resultados y analiza las deducciones, ajustes anuales por inflación; así como las amortizaciones de tus activos, entre otros.

 

5. Clasifica las deudas y créditos en el siguiente ejercicio

De esta manera, las cuentas con saldo negativo se deben de clasificar nuevamente.

 

6. Obtén las existencias de tu inventario

No es necesario llamar al responsable del almacén para solicitarle un reporte de existencias; solo necesitas ingresar al sistema para obtener el reporte de inventario en tiempo real y con las funciones de multialmacén y multisucursal tendrás la información de cada una de tus tiendas.

 

7. Por último, pero indispensable

Monitorea las nuevas disposiciones del SAT. El hecho de ignorar alguna reforma no exime a las empresas del cumplimiento de tales lineamientos, pues de no hacerlo, pueden ser acreedoras a sanciones o multas.

El SAT saca la lupa cuando las empresas en su cierre fiscal incurren en las siguientes acciones: 

  • Presentan pérdidas fiscales de forma frecuente
  • Manifiestan una disminución en la utilidad fiscal
  • Tienen una caída de ingresos considerable
  • Aplican pérdidas de los ejercicios fiscales anteriores
  • Logran un acreditamiento del ISR pagado en el extranjero
  • Incremento de intereses en inversiones en el extranjero
  • Aumento de ventas y compras en el extranjero
  • Variación considerable entre las cuentas por cobrar y por pagar
  • Enajenaciones del Inventario Total

Sin embargo, el control es la mejor estrategia, lo cual no significa incluir más tareas de revisión. Automatizar la contabilidad en tu empresa es la clave mediante un sistema contable que logrará aumentar la productividad a un menor costo para reportar y cumplir con nuestras obligaciones fiscales.

Llegó el momento de cambiar el enfoque hacia la autoridad fiscal y cumplir para crecer en el sector de tu empresa, fortaleciendo a nuestro país. Si existiera alguna discrepancia, podemos acudir a Prodecon para cuidar nuestros derechos con asesoría y representación legal.

 

Conclusiones

Prepara la cafetera, pero para la reunión. Implementa un sistema contable en tu empresa y evita largas jornadas laborales para organizar y conciliar todos los documentos contables que necesitas para el cierre fiscal.

Deja un comentario